La empatía

BY joan No comments

   Pienso que una de las habilidades que debe tener un tutor, un maestro o un educador es procurar tratar a todos sus alumnos de la misma manera, tratarlos con respeto, demostrarles estimación y valoración por lo que hacen y por lo que son. 

     Dicho así puede parecer sencillo pero la realidad nos demuestra que no. Parece fácil poder caer en la tentación de tratar mejor a quien se lleva bien, quien saca buenas notas, quien es extrovertido, quien hace reír ... 
    Pero también nos podemos llevar por la "pena" y  tratar de otra manera a quien sabemos que lo está pasando mal por una situación familiar o quien tiene alguna deficiencia psíquica o física tratarlo diferente, mejor ... 
    Desde este punto de vista encontrar el equilibrio en tratar a todos igual resulta complicado ya que tenemos que partir de un aspecto muy importante: el trabajo de maestro está hecho por personas cargadas de experiencias, vivencias, emociones, sentimientos, estados de ánimo y las emociones no son objetivas ni son medibles.


  Las emociones, la competencia emocional, las habilidades sociales, la competencia espiritual deben ser educadas, deben trabajarse desde pequeños en la familia y en la escuela. Por suerte en muchas escuelas ya se ha tomado conciencia de su importancia y cada vez está cobrando más importancia. 

     A pesar de todo lo que he comentado anteriormente, los maestros no dejamos de ser personas llenas de emociones, y una de las habilidades que procuro educar en mis alumnos es la empatía, ponerse en la piel del otro, vivir su experiencia como propia puede ayudar a entender a aquel compañero, aquel alumno, entender porque es así o porque reacciona así ... que haría yo si estuviera en su situación ... 
    Dicho esto, los maestros también es necesario formarnos, retrolimentarnos con estas habilidades sociales, con esta competencia emocional,  no vale sólo el sentido común como única herramienta, hay que ser conscientes de que quien no vive como suyo un aprendizaje o un valor difícilmente elo sabrá transmitir. 

¿Estamos preparados?

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada