Tipos de maestros

BY joan IN No comments

Lo percibo, lo constato, lo recibo, lo afirmo… vivimos inmersos en una crítica constante, una vida llena de quejas, lamentos y constatación de problemas. Dedicamos tiempo, nuestro precioso tiempo, a divagar sobre todos los males, todas las plagas divinas y terrenales que caen encima de los sufridos maestros y sobre la vida diaria de la educación. Pero mucho me temo que todo este esforzado tiempo de inversión dedicado a bucear sobre los problemas, se los quitamos a procurar buscar soluciones a ellos. 

    Pienso que este es uno de nuestros principales hándicaps, y por el cual he recibido alguna crítica en este blog. En muchas de mis reflexiones acertadas o no, intento identificar aquellos males que acechan al mundo educativo, haciendo referencia a la necesidad de un cambio educativo que lleve a una mejora del nivel de los alumnos y motive su participación en sus procesos de aprendizaje. Pero realmente: Soy un maestro que señalo o un maestro que apoyo o un maestro que aporto.



Y es que hoy quisiera explicar que en en nuestras escuelas podemos encontrar estos tres tipos de educadores, ya sabéis los que me seguís en en este espacio, mi manía de clasificar a los colectivos, hoy pues, no es una excepción. Los profesores señal, son aquellos que se pasan el día “señalando” los principales defectos, dificultades, inconvenientes, del mundo de la educación: que si las familias, que si la consellera, que si el ministro, que si el inspector, que si el director, que si la sociedad… viven inmersos en un “que si” . Son maestros que la mayoría viven preocupados por como estan estos tiempos, suelen añorar tiempos pasados, son críticos con su entorno, consigo mismo, pero viven tan agobiados que son incapaces de ver más que problemas y males en su profesión. 

Los profesores apoyo, son aquellos que siempre están de acuerdo con los comentarios de sus compañeros, ya sea porque no quieren pensar por ellos mismos, ya sea porque no se quieren meter en confrontaciones con los demás, o ya sea porque tampoco tienen la formación necesaria como para emitir comentarios o opiniones sobre algún aspecto. Son profesores muy variables y sumisos con los grandes cambios, pocos cambios o nulos cambios que sugiere la dirección del centro. 

Y luego están los docentes “aporto”, aquellos que mediante una formación (siempre por cuenta propia) o experiencia intentan aportar con sus opiniones, sus teorías o sus comentarios: ideas, sugerencias, planes de innovación, esperanzas, miedos, dudas, inquietudes…. que puedan hacer cambiar los guiones de la educación en el centro escolar. Son docentes que ya han pasado la fase de maestros señalo y quieren dar un paso más, han detectado los problemas que acechan a nuestro alumnado y buscan mediante propuestas intentar solucionar estos problemas. 
Desgraciadamente pero, junto a estos tres tipos de maestros conviven los maestros “paso”. Paso de los problemas, paso de las soluciones, y a las cinco me voy a casa y desconecto…. Estoy convencido que en todas nuestras escuelas, podríamos identificar alguno de estos tipos de maestros, es necesaria su presencia para darnos cuenta de lo variables que somos en nuestro colectivo. 

En nuestro clectivo docente creo que faltan más docentes tipo aporto y menos de los otros tipos. Personalmente intento nadar hacia ser profesor aporto, pero las corrientes son muy fuertes y a menudo me arrastran hacia la zona de confort de los de señalo. 

 Pero me gusta, el mar, me gusta nadar y no me asusta ser un salmón …. 
 ¿Cúal eres tú? ¿con cuál te identificas?

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada