Mi escuela... el Rayo Vallecano

BY joan No comments

Si estamos un poco enterados, si nos apasiona, nos gusta o seguimos la liga española de fútbol profesional, sabremos que hay dos o a lo máximo tres equipos que por presupuesto, consiguen tener a los mejores jugadores, que por presupuesto consiguen tener las mejores instalaciones para que sus entrenadores consigan sacar el máximo rendimiento a sus jugadores estrella.
 También sabemos que la diferencia mediática entre unos y otros y su repercusión en los medios es brutal y que los aficionados que mueven a estos equipos multiplica con creces al que siguen los demás equipos. 
El resto de equipos tienen dos opciones para intentar competir contra ellos: La primera y la que utilizan la mayoría de ellos, es tener una táctica ultradefensiva, es decir, todos los jugadores defendiendo y aprovechar el mínimo error para intentar salir a la contra y si al final suena la flauta conseguir arrancar un punto. Incluso hay quien antes de empezar firmaría caer con un mínimo saco de goles en contra. 
Pero entre toda esta Galia de equipos pequeños condenados a ver como el grande juega mejor que ellos, como el grande hace disfrutar a sus jugadores y aficiones, encontramos un equipo con un estilo propio, un equipo que no cambia su manera de jugar tenga delante a un equipo top o a un equipo de su nivel, un equipo que se amolda a los jugadores que tiene, que busca que su público disfrute y que los jugadores se apasionen por su trabajo. Este equipo tiene un entrenador que procura esto llevarlo a cabo, tiene una directiva que no mira sólo los resultados de domingo tras domingo, sinó la cara de los jugadores al acabar el partido o las miradas de los aficionados al salir del pequeño estadio. 

Si trasladamos este símil futbolístico a la educación en nuestro país, podemos encontrar lo mismo, escuelas que por presupuesto pueden tener la mejores instalaciones, pueden tener a los profesionales más preparados, puedan estar enclavadas en lugares donde las familias dispongan de situación económica favorable y de tiempo para dedicar a sus hijos y sobretodo sobretodo pueden disponer de recursos para que los educadores dispongan de tiempos y espacios de reflexión para la mejora educativa. Y otras escuelas que sean todo lo contrario: escuelas situadas en lugares desfavorecidos, con pocos recursos humanos y económicos etc etc.
Permitidme que centre pues, mi reflexión (ya sea por interés propio) en las escuelas de este segundo grupo, los equipos de media tabla o candidatos a descender a segunda división. Estas escuelas tenemos el mismo objetivo que tienen las escuelas del primer grupo ya que nuestra prioridad ha de ser formar a personas competentes emocionalmente y intelectualmente, por lo que y aquí radica la diferencia con la comparación futbolística, no nos podemos conformar con sobrevivir, no nos podemos contentar con ir tirando, con aguantar, con resignarnos a ver como la educación cambia, porque la sociedad cambia pero (que le vamos hacer…) no nos podemos permitir estar todo el día lamentando esperando que los aires de la sociedad cambien para poder cambiar nosotros. Debemos, es nuestra obligación ponernos a la altura de escuelas que han apostado por el cambio, escuelas, que sí, que tienen más recursos, pero que a la postre han optado por cambiar su estrategia. 

¿Y cómo hacerlo? pues teniendo nuestro propio estilo, conocer nuestras fortalezas (las fortalezas de todos los ios miembros de la comunidad) porque todos tienen, apostando por todos, escuchando a todos, hacerles sentir protagonistas y sobretodo sobretodo tener bien interiorizado la necesidad de este cambio, huir de modas pasajeras. La escuela que yo sueño, la traslado al símil futbolístico y deseo que sea el Rayo Vallecano, deseo tener en mi equipo entrenadores como Paco Gémez, que arriesguen que intenten jugar de la misma manera que los grandes, pero a su manera, que se arriesguen a cambiar de estilo, que estén convencidos, que crean en lo que hacen, que no se desanimen cuando los resultados no sean los necesarios, que sepan contagiar ilusión, que motiven…. Todos necesitamos tener profesionales como Paco, todos necesitamos que en nuestras escuelas hayan docentes convencidos que lo que hacen es lo mejor que pueden hacer 

 PD: El Rayo como cada año luchará por no descender, ayer casi roza la proeza de ganar al Real Madrid, y es que algunas veces los pequeños milagros existen...

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada