TRES AÑOS

BY joan 1 comment

Queridos lectores y lectoras habituales de este sencillo espacio ( quizás hay pocos, pero se de buena tinta que los hay) queridos lectores que estáis de paso o os habéis perdido por aquí (algunos también vienen a parar), os he de comentar algo: Esta semana he hecho tres años de vida. Estoy de aniversario, he pasado la etapa de bebé y ya empiezo a entrar en esa edad infantil que tanto desconcierta y tanta faena trae. 

 Lo cierto es que mi autor, las veces que le pregunto no sabe muy bien decirme cuales fueron los motivos reales de mi creación un abril del 2013, las veces que se lo comento me dice que soy un pesado, pero acaba como siempre contándome batallitas sobre sus ansias de revolución: Hay días que tiene muchas ganas de hablar y me cuenta que mi nacimiento vino provocado porque la presencia cada vez más activa en las redes sociales le hacía venir ganas de compartir con los demás lo que a él le parecía interesante, también hay ocasiones que me explica que a raíz de unas lecturas sobre la importancia de que un maestro tuviera un PLE (un entorno personal de aprendizaje) pensó que una buena manera de construirlo sería creando un espacio donde ir ordenando todo lo que él consideraba más importante para su crecimiento como educador. Los días que se pone más tontorrón y más carrincón me comenta con nostalgia que esta vena escritora le proviene de sus años de niñez, cuando se encerraba en la habitación de su difunta abuela Cisqueta a escribir las redacciones en forma de historias que luego sus padres pacientemente tenían que leer o escuchar. En definitiva sea por la razón que sea, lo cierto es que ya han pasado tres años y más de 300 entradas. 
Estoy satisfecho que queréis que os diga.de haber llegado hasta aquí. Si, que es verdad y no os lo niego que mirando a otros como yo, compañeros de blog o de páginas educativas me remueve un poquito la envidia. Primero porque sus autores son mucho más “buenos” que el mio, el mio no pasa de ser un profe que lleva 20 años en su pequeña escuela y no se ha movido de allí, me da envidia las experiencias que algunos cuentan, su manera de entender la educación, sus ideas, sus ganas, sus inconformidades y el convencimiento que tienen que otra educación es posible. 
También envidio aunque esté un poco mal decirlo las visitas que tienen, incluso hay compañeros que les escriben notas de apoyo a sus palabras o incluso de crítica ( a mi no muchas pero las que hay las agradezco un montón) Pero no me quejo, desde que mi autor se le ocurrió compartir mis entradas en Facebook y Twitter parece que tengo más amigos que se acercan a pasar un rato conmigo. Echando la vista atrás .
Hay dos momentos a lo largo de estos tres años que hoy que estoy de aniversario quiero recordar, la primera será hace relativamente poco, cuando a mi autor le dió por cambiar el idioma, de catalán pasamos a castellano, un detalle realmente sin importancia, porque lejos de connotaciones sociales o ideológicas (sólo una vez hizo un amago de querer pronunciarse) este blog es un espacio de crecimiento que quiere ser compartido. Que bonito sería poder hacerlo en inglés (pero no le pidáis a mi autor no…) 
El segundo momento y creo más esencial, fue cuando el bloc derivó a lo que es ahora mismo, un espacio donde vomitar las reflexiones entorno a la educación que hace mi autor, un espacio donde dar una visión de como ve este sencillo maestro la educación en su entorno más próximo, y en donde valorar los pequeños sueños que tiene y los grandes avances que otros como él van haciendo. 

¿Cuántos años me quedan de vida? realmente no sé la respuesta, pero tampoco me lo planteo, mi abuela (la antes mencionada) tenía una expresión que en sus últimos años decía mucho (Qui dies pasa anys empeny) que vendría a decir que hay que pasar cada dia y que los años irán viniendo. Nunca he hablado de esto con mi autor pero entiendo que esto durará en la proporción que las ganas de seguir aprendiendo de mi autor perduren. 

Y ahora que he de apagar las tres velas y pedir un deseo, quiero cerrar los ojos, dejarse llevar por la música que acompaña a muchos escritos ( Now we are free de la BSO de Gladiator) y dejar que el olor a café con leche (descafeinado y con estevia) endulza estas palabras y pedir que dure los años que dure mi vida como bloc educativo nunca escriba palabras huecas, palabras vacías, sino palabras llenas de emociones, sean equivocadas o acertadas pero al fin y al cabo que sean llenas de vida.

Reacciones:

1 comentario:

  1. Felicidades joni. Es Mi primera visita pero volveré. Un abrazo.

    ResponderEliminar