Educar con sentido

BY joan No comments

En anteriores veranos me hice el firme propósito antes de empezar las vacaciones estivales de dedicar en ese espacio de tiempo, un momento para la formación en forma de lecturas. Incrementaba mi modesta biblioteca con un par o tres de libros que servían (a parte de conciliar mejor el sueño en las noches calurosas) para aportar algún tipo de reflexión o conocimiento sobre algún aspecto relacionado con la educación. 
Cabe decir que este “gran propósito” este verano no se ha realizado. ¿Motivos? no ahondaremos en el tema pero : Cansancio, ganas de desconexión, ganas de leer otros géneros literarios menos “exigentes” intelectualmente, etc etc.

 Eta falta de lectura dejó para principios de septiembre un libro que dejé a medias al finalizar el curso. Un libro que una vez recuperado el ritmo del nuevo curso he podido acabar de leer, en esos espacios de formación que son los trayectos en metro desde la escuela a casa y viceversa. Un método de lectura que algún día puede ser motivo de una nueva entrada y reflexión en este blog. Pues bien, el libro en cuestión es “Educar con Talento, Aprendizaje Servicio en la escuela Solc Nou” de Edebé y escrito por Anna Carmona, Brenda Bär y Josep Mª Puig.


En el libro se explica la experiencia vivida en la Escuela de grados formativos Solc Nou des de que se iniciaron los APS hasta hoy. En él podemos encontrar los porqués de haber escogido esta metodología, las dificultades de los comienzos, los beneficios positivos que ha repercutido el aprendizaje servicio no sólo en los alumnos sino también en el profesorado. También los autores nos explican para los no iniciados en esta metodología su base pedagógica y finalmente nos describen los proyectos concretos que se llevan a cabo en la escuela.
 Me ha gustado el libro, y me ha gustado por varias razones, más lejos de las bondades, de las luces o de las sombras que puedan tener los proyectos APS: 

En primer lugar porque se trata de un libro creíble, que más allá de las teorías, es un libro que demuestra con hechos lo que las palabras dicen. Son proyectos realizados que han demostrado su eficacia, que suponen unas repercusiones en positivo hacia el alumnado y que han generado motivación y ganas en los propios maestros. 

Un libro donde se hace una reflexión que traspasa el eje central del libro ( el aprendizaje servicio) y que me parece trascendental para entender de qué va esto que ahora está tan de moda y en boca de muchos demagogos educativos que es: El cambio educativo. 
Un cambio que parte no de la iluminación de un grupo de expertos, no de la charla mediática de un gurú educativo, sino del propio claustro. Un claustro que partió de la reflexión pedagógica, para darse cuenta que algo tenían que hacer (fatiga institucional), me encanta el término alerta pedagógica para dar entender que el punto de arranque de una reflexión pedagógica creativa es tener un problema y haberlo convertido en reto. 

 Un libro donde pone el punto sobre la i, de una de las claves de cualquier proceso de cambio: El liderazgo educativo. Y lo hace esgrimiendo alguna de sus claves que tiene que tener cualquier líder educativo o cualquier equipo directivo: Aceptar y respetar a las personas, Tener la valentía para asumir los retos y tomar las decisiones. Ver los retos como oportunidades para cambiar. Comunicar con sinceridad y claridad (aquí añadiría yo, tener una comunicación asertiva) y por último mantener una visión a medio y largo plazo. 

Un libro donde pone de manifiesto que cualquier proceso de cambio en la escuela por muy “bonito” que parezca ha de ser creíble y ha de contar con la participación, la colaboración y el consenso del claustro. Por eso una de las claves que nos ilumina la lectura es el construir desde el “nosotros” haciendo partícipes a todos.

 Un libro que si, que me ha hecho replantear dos posibles consecuencias derivadas hacia mi propia escuela. ¿Es posible generar esta motivación al cambio en esta escuela pequeña del Paralelo? ¿Puede ser aplicable esta metodología en una educación primaria? no sé la respuestas, lo que sí que puedo sospechar es por donde van los posibles caminos hacia un cambio. Y si que creo firmemente que en niños de primaria esta pedagogía es del todo válida y aplicable 

Y finalmente y no menos importante, conozco la escuela Solc Nou, y a una de sus máximas impulsoras, y más allá de afecto personal que pueda tener, creo que es justo reconocer el trabajo realizado y sirva de homenaje a los muchos docentes que dejan tiempo y dedicación en las muchas escuelas que han apostado por “cambiar para mejorar” aunque no salgan nunca en los periódicos o en los programas de turno.

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario